Se trata de ‘Obres e trobes en lahors de la Verge Maria‘. Dicha obra es el primer incunable ibérico. Fue el primer libro impreso en toda la Península Ibérica, publicado en Valencia en 1474 y escrito en lengua valenciana. Y, por supuesto, también es la primera obra literaria impresa en la Península. Fue gracias al impresor germánico Lambert Lampart.

Es una obra poética colectiva con autores com Joan Roïç de Corella, Bernat Fenollar, Francesc de Castellví, Lluís Alcanyís, Narcís Vinyoles, Miquel Péreç o Jaume Roig entre otros. Contiene 45 poemas en honor a la Virgen Maria (40 en valenciano, 4 en castellano y uno en toscano) presentados a un certamen literario en Valencia el 11 de febrero de 1474 y recopilados por Bernat Fenollar.

La pronta aparición de esta obra maestra de la literatura es producto del alto desarrollo del Reino de Valencia, que por entonces era el centro impresor más grande de la Península y uno de los mayores de toda Europa. A finales del siglo XV, la ciudad de Valencia ya había publicado casi un centenar de títulos, que se conozca.

Anuncios