El Rey Pedro II “El Ceremonioso, en reconocimiento por la resistencia opuesta por Valencia a Pedro el Cruel de Castilla durante la Guerra de los dos Pedros (1356-1365), concede a Valencia el derecho de utilizar sobre sus armas la corona real.

«E es cert quel senyal per los molts alts Reys darago atorgat e confermat a la dita Ciutat era e es lur propri senyal Reyal de bastons o barres grogues e vermelles. […] [L]o molt alt senyor Rey ara Regnant per son propri motiu e sa mera liberalitat tenint se aixi com fon sa merce per molt servit de la dita Ciutat senyaladament en la guerra de Castella prop passada specialment en los dos Setges e pus principalment en lo segon e derrer daquells tenguts sobre aquella per el Rey de Castella enadi la dita corona al dit senyal»

Manual de Consells de 1377 (Archivo Histórico Municipal de Valencia, años 1375-1383 n. 17, sig. A)

La Real Senyera es la única bandera del mundo con el rango de “Real”. De hecho, se le rinden honores militares con 21 salvas de cañonazos, como a cualquier monarca. Por este motivo, la bandera valenciana tampoco se inclina nunca. Cuando es bajada desde el balcón del Ayuntamiento de Valencia cada 9 de Octubre -Dia Nacional de los valencianos-, baja con solemnidad y de manera totalmente vertical. Esto se debe a que el Rey de Valencia, Pedro II el Ceremonioso (Balaguer, 1319 – Barcelona, 1387) le concedió en 1377, entre otras perrogativas, la consideración de Real, es decir, que le dio a la bandera el mismo estatus de un Rey.

Anuncios